Audición y Lenguaje

explorando la comunicación humana

“mi cabeza está…roto”

El daño cerebral en el hemisferio izquierdo suele afectar a las regiones implicadas en el habla. El resultado es un trastorno conocido como afasia que impide a los pacientes expresarse a pesar de conservar sus funciones cognitivas. La recuperación es lenta y los afectados deben volver a aprender a hablar, escribir o leer, dependiendo de cada caso.

Excelente documetal corto sobre la afasia:
http://utils.lainformacion.com/videoservices/entuweb/?id=WqAFHcpfD4D2ulmkQR9E25&width=645&height=364

info & vídeo tomados de lainformación.com

vídeo

marzo 28, 2012 Publicado por | Lenguaje | Deja un comentario

Audiolen

marzo 27, 2012 Publicado por | Audicion, Audiología Ocupacional, Educación, Lenguaje | Deja un comentario

Retina holds the key to better vision in deaf people

ScienceDaily (2011-06-02) — People who are deaf benefit from better vision due to the fact their retinas develop differently, researchers in the UK have shown.

http://www.sciencedaily.com/releases/2011/06/110601171620.htm#

septiembre 20, 2011 Publicado por | Audicion | Deja un comentario

El bilingüismo en bebés prolonga capacidad de aprendizaje lingüístico

Los bebés criados en hogares bilingües tienen mayor capacidad de prolongar sus habilidades de aprendizaje lingüístico en comparación con el resto de los niños, según un estudio del Instituto de Ciencias del Cerebro y el Aprendizaje de la Universidad de Washington (UW), dado a conocer hoy por el centro.

texto completo en:

http://www.analitica.com/va/medicinaysalud/opinion/2009886.asp

septiembre 2, 2011 Publicado por | Audicion, Lenguaje | Deja un comentario

¿QUÉ ES UN PLAN DE CONSERVACIÓN AUDITIVA?

Según la DG de Medio Ambiente de la Comisión de la UE, “en la actualidad [principios de 2001] las pérdidas económicas anuales en la Unión Europea inducidas por el ruido ambiental se sitúan entre los 13.000 y los 38.000 millones de euros. A esas cifras contribuyen, por ejemplo, la reducción del precio de la vivienda, los costes sanitarios, la reducción de las posibilidades de explotación del suelo y el coste de los días de abstención al trabajo. Ejemplos de efectos no incluidos en la estimación son la baja productividad laboral, la disminución de los ingresos por turismo de ciertas ciudades históricas, los daños materiales producidos en edificios por sonidos de baja frecuencia y vibraciones, etc.

El Plan de Conservación Auditiva (PCA) es un programa que busca disminuir la incidencia de problemas tanto de salud como de productividad y económicos que el abuso en la exposición al ruido puede conllevar.

Su objetivo primordial es mejorar el ambiente de trabajo para así fortalecer la fuerza laboral de las empresas. Para llegar a este punto es importante detectar las fuentes productoras de ruido así como clasificar su intensidad y determinar su nocividad para los trabajadores; de esta forma se podrá advertir sobre el daño e informar del tipo de protección adecuada para cada zona, implementando la rotulación adecuada. Junto con estas medidas se implementará un programa de capacitación continuada para los trabajadores, conformada por una serie de charlas apropiadas para el entorno y el tipo de trabajo que ellos realizan en la institución. Para lograr todo esto es importante que el PCA posea o incluya una Sonometría adecuada en la zona de trabajo.

A continuación, se realizarán las valoraciones audiológicas para valorar a los empleados, prestando mayor atención a quienes están directamente expuestos a ruido nocivo1. El proceso consistirá en audiometrías de rastreo en el edificio de la empresa, valorando las frecuencias de 500, 1000, 2000, 4000, 6000, 8000 hercios, clasificando los resultados en negativos y positivos, teniendo a los positivos como posibles afectados de hipoacusia (Pérdida Auditiva Inducida por Ruido). Los positivos serán remitidos al consultorio para una valoración más profunda y así determinar la zona de la lesión y poder sugerir una posible causa del problema auditivo, además de ofrecer la más adecuada rehabilitación.

Debido a que el objetivo de un PCA es disminuir la incidencia, es importante que estos resultados sean archivados; comparados y analizados anualmente para valorar la tasa de morbilidad.

Vale anotar también que, para mayor efectividad del plan o estudio, es necesario una audiometría como parte de los exámenes de salud pre empleo.

Sobre las Charlas. Es importante que cada una de las charlas sea acorde a los riesgos, a las necesidades, y preocupaciones de la población. Entre los temas que se deben abordar, están los siguientes:

  • El ruido y sus efectos sobre el trabajador

  • Pérdida Auditiva Inducida por Ruido

  • Protectores Auditivos: su manejo y cuido

  • Los derechos y los deberes del trabajador expuesto a fuentes de ruido

  • Entre otros.

1 Entiéndase ruido nocivo como todo aquel que independientemente de su intensidad, y valorado por el tipo y la frecuencia, sea considerado inapropiado para el bienestar del individuo y su integridad.

 

Este documento ha sido elaborado por Centro Audiolen S.A. y su departamento de Salud Ocupacional e Higiene Ambiental. 2009

agosto 30, 2011 Publicado por | Audiología Ocupacional | Deja un comentario

Como reducir el ruido y los sonidos del tránsito con el diseño de jardines

Un paisajista puede usar una variedad de elementos para reducir el ruido no deseado alrededor de un hogar, como bermas, caídas de agua, plantas o construcciones decorativas.

Los diseños de jardines son ideales para crear un atractivo estético, pero también pueden servir para propósitos funcionales, como reducir el ruido ambiental. Si la parte posterior de un hogar da a una calle muy transitada, una vía férrea, un parque público o el patio de una escuela, existe una gran posibilidad de que el dueño desee reducir el ruido. Afortunadamente, las siguientes tres soluciones para los jardines reducirán el ruido cercano y harán que su patio y hogar sean más pacíficos:

1. Bermas

Una de las formas más comunes y económicas de absorber el ruido es construyendo una berma (o varias bermas) entre el patio y la fuente de ruido. Una berma es un montículo alto de tierra comprimida de 5, 08 a 10, 16 cm, que se extiende según sea necesario.

Bobbie Schwartz, dueña de Bobbie’s Green Thumb, una empresa de diseño de jardines en Shaker Heights, Ohio, y presidenta de la Asociación de Diseñadores de Jardines Profesionales (APLD, por sus siglas en inglés), señala que las bermas deben tener una inclinación gradual a cada lado para evitar la erosión. Ella recomienda encarecidamente plantar árboles en la berma tales como coníferos, arbustos caedizos con hojas grandes y cubiertas vegetales con sistemas de raíces extensas, como hiedras, diamantes y vincas. La densidad de la berma, junto con estas plantas robustas, puede reducir bastante el ruido ambiental, menciona Schwartz.

Asimismo, una berma bien ubicada y cubierta con plantas puede ser un grato complemento al diseño del jardín. “Puede ser realmente hermoso”, menciona Schwartz. “Puede variar las texturas, formas, tamaños y colores de las plantas”.

2. Construcción decorativa

Otra conocida solución para reducir el ruido en jardines es el uso de construcciones decorativas, según señala Schwartz. Una pared de piedra o ladrillo, una cerca de madera o una serie de paneles pueden brindar privacidad y reducir el sonido no deseado. A ella le gusta en especial el uso de paneles de madera, metal o lona, ya que éstos proporcionan una estética única que sobresale de las paredes de piedra o cercas estándar.

Entre los distintos tipos de materiales usados para los paneles se incluyen las variedades de teca, cedro y madera de secoya, así como también metal martillado o acero CORTEN. Para complementar el jardín del entorno, Schwartz sugiere que escalone la ubicación de los paneles o cercas, y use distintas alturas y formas.

Otra opción de construcción decorativa eficaz es la construcción de una pared o la instalación de paneles alrededor de una berma. Mary Rosen, presidenta de Garden Rooms, una empresa de diseño de jardines en Northport, Nueva York, recomendó recientemente esta solución a un cliente cuyo patio trasero se encontraba adyacente a vías férreas ruidosas. Al cliente le gustó esta solución y contrató a Rosen para que diseñara e instalara la berma y los paneles.

“Una berma y una pared reflejan el ruido de vuelta a la fuente y absorben un poco”, señala Rosen. Para camuflar la pared, el cliente de Rosen eligió plantas, pero Rosen dice que también existe la opción de pintar la pared verde o negra para que combine con el entorno.

3. Caídas de agua

En lugar de intentar bloquear o absorber los ruidos molestos de la calle, también existe la posibilidad de silenciarlos con el sonido más placentero de una corriente de agua.

“Muchas personas encuentran el sonido del agua muy agradable”, señala Schwartz.

Las caídas de agua para jardines están disponibles en una variedad de opciones, como cascadas, burbujeadores para estanques y fuentes. La caída de agua que mejor se adapte al jardín dependerá de la cantidad de ruido que el dueño desee silenciar. El goteo lento y constante de un burbujeador es generalmente más sereno y relajador, mientras que el flujo más rápido de una cascada alta o el chorro de una fuente reducirán mejor el sonido, ya que son elementos con un mayor volumen, según señala Schwartz.

Cumplimiento del código

Por lo general, las opciones para jardines que reducen el ruido son proyectos complejos y exigen mucha mano de obra, debido a los materiales y a las alturas adicionales necesarias para la construcción de bermas, la plantación de árboles o la instalación de construcciones decorativas y fuentes. Schwartz señala que es particularmente importante consultar con su municipio para asegurarse de que sigue los códigos de zonificación relacionados con la altura. Siempre y cuando siga las ordenanzas locales, sus diseños de jardines que reducen el ruido sólo estarán limitados por su creatividad.

Por: Laura Schlereth

El presente artículo ha sido tomado de misionlandia.com.ar para propósitos exclusivamente pedagógicos, para el artículo original puede remitirse al siguiente enlace http://www.misionlandia.com.ar/index.php/salud/familia-y-hogar/23363-como-reducir-el-ruido-y-los-sonidos-del-transito-con-el-diseno-de-jardines.html

agosto 20, 2011 Publicado por | Acústica, Audiología Ocupacional | Deja un comentario

Sonometros

Excelente información para quienes buscan un sonómetro

Qué buscar al elegir un sonómetro:

 

http://www.cirrusresearch.co.uk/blog/2011/07/what-to-look-for-when-choosing-noise-measurement-equipment-for-noise-at-work/

julio 24, 2011 Publicado por | Acústica, Audiología Ocupacional | Deja un comentario

EL PAPEL DE LA AUDIOLOGÍA EN LA SALUD OCUPACIONAL

¿Qué es la Salud Ocupacional?

Es una disciplina que busca la seguridad en las faenas habituales del hombre, previniendo posibles accidentes y lesiones que por las características de la labor se vuelven potenciales. El trabajo ha sido el motor del desarrollo humano a lo largo de la historia, pero ha encerrado accidentes fatales y sufrimientos incontables. El ser humano ha sido consciente de ello y por esto ha invertido tanto tiempo, energía y demás recursos en estudiar dichos riesgos, con el fin de controlarlos en la medida de lo posible. La relación entre estos aspectos ha sido tal que la salud misma de las personas ha estado muy relacionada con el trabajo, de ahí la frase adjudicada a Bernardino Ramazzini: “dime en qué trabajas y te diré de qué te enfermas”.

Ahora viene bien una pregunta, ¿cuáles son los riesgos audiológicos a los que se enfrenta el hombre en su trabajo? En su libro De morbis artificus diatriba 1, Ramazzini se refirió a los trabajadores de repujado de cobre como individuos que tenían sus oídos tan dañados que se habían vuelto “duros de oídos” y que podrían quedar completamente sordos si llegaban a envejecer ejerciendo dicho oficiio.

En la industria abundan los sonidos que comprenden frecuencias entre los 1000 y los 4000 hertz, las cuales son además las que mayor daño generan al oído humano. El sistema auditivo del hombre está diseñado de forma que da mayor énfasis a estas frecuencias pues son las que más se necesitan en el proceso de la comunicación. De ahí que las características de los daños auditivos generados por la exposición al ruido posean características peculiares, como es la caída primeramente en la percepción de sonidos en la frecuencia de 4000 Hz, el fenómeno de reclutamiento ( disminución del rango dinámico auditivo) y un progreso de la pérdida irreversible.

Muchos estudios nos han señalado desde hace varias décadas, que uno de los principales daños que genera la exposición al ruido es la hipoacusia sensorineural; pero además de esta, entre las consecuencias se cuentan también problemas en el desempeño cerebral, alteraciones cardiovasculares, gastrointestinales, entre otras. Actualmente se ha llegado a conocer otro riesgo laboral que afecta el sistema auditivo de los individuos, las sustancias tóxicas. Algunos productos químicos como polvos, gases y medicamentos, tienen efectos ototóxicos y, que por sus características como agentes fisiopatológicos, pueden tener una configuración audiométrica similar a la de una Pérdida Auditiva Inducida por Ruido (PAIR).

Audiología Ocupacional

En nuestra región quizá sea un término poco escuchado; sin embargo, su concepto es bastante interesante y apto para las actividades que se realizan en el área de la seguridad e higiene industrial, principalmente en el campo de la contaminación acústica. La audiología ocupacional es una rama científica de la audiología en la que se estudia el comportamiento del ruido como riesgo de la salud auditiva humana y las formas de controlarlo y prevenir potenciales daños. En este campo, el audiólogo, además de explorar las alteraciones auditivas como tales, busca explicaciones de la relación ruido / salud, profundizando en el comportamiento del ruido (acústica) y las percepciones humanas de este (psicoacústica). El fin es proveer a las industrias de herramientas prácticas que permitan la prevención de daños auditivos inducidos por ruido y por ototóxicos sin comprometer el despempeño de las labores que allí se realizan.

Por su formación académica, el audiólogo está capacitado para administrar y asesorar en la ejecución de los planes de conservación auditiva, pues mejor que nadie comprende el mecanismo de la audición; fenómeno no solo fisiológico, sino también psicológico y físico, así como de las repercusiones que el ruido tiene sobre este. El audiólogo comprende cuáles son las frecuencias más dañinas para el sistema auditivo y las ciscunstancias que las propician como agentes perturbadores de la salud auditiva. Por supuesto, no debe ser pretención del profesional actuar de forma independiente, pues en el campo de la salud ocupacional se requiere de una participación interdisciplinaria con profesionales que por su especialización son los más capacitados para actuar en determinados puntos del plan de conservación auditiva, tales como los ingenieros industriales, ingenieros acústicos, ingenieros de salud ocupacional y medicos especialistas de trabajo.

11713

 

abril 1, 2011 Publicado por | Audiología Ocupacional | Deja un comentario

Equipo Personal de Protección Auditiva

Vamos a concebir el concepto de Protector Auditivo o (EPPA) como el dispositivo creado con la intención de proteger al indivituo de daños auditivos generados por ruido; el cual sería colocado de forma tal que obstaculice el camino del ruido por vía aérea hacia el oído interno. Deberá, por supuesto, tener ciertas cualidades acústicas que proporciones una atenuación del sonido apropiada, nótese que estamos diciendo atenuación y no “anulación”; pues el valor práctico de un EPPA es que disminuya la intensidad del ruido que llega al sistema auditivo pero que no impida la comunicación entre trabajadores, pues lo contrario podría generar accidentes graves.

TIPO.

La clasificación más común de los Protectores Auditivos va de acuerdo a su localización, siendo los más comunes las orejeras y los tapones. En esta clasificación hay subdivisiones de acuerdo a su mecanismo de atenuación, su material y su tecnología. En las orejeras podemos encontrar las comunes que cuentan con un armazón construído con un polímero y un revestimiento interno de distintos materiales absorventes del sonido, por las cuales características se logra una atenuación en frecuencias de 2000Hz y alrededores, estos son también conocidos como protectores “pasivos” del ruido. Otro tipo de orejeras son las utilizadas en diversos ejércitos, las cuáles cuentan con un mecanismo de Reducción Activa del Ruido, las orejeras Dependientes de Nivel y las orejeras con entrada de audio son otras de este tipo que también utilizan algún dispositivo electrónico que provee una posible adaptación para labores específicas. Este tipo permite una óptima comunicación sin exponer el oído a intensidades de ruido nocivas.

 

Los tapones de oído, dispositivos de inserción, pueden ser tanto moldeables (los cuáles son de uso único) o estándar. Las moldeables son de un tipo de espuma blanda, silicona, u otro material que permite su deformación temporal para ser insertados por el conducto auditivo externo y una vez allí tienden a su forma original ocluyendo este conducto. Las estándar son de materiales blandos como el vinilo o algunos elastómeros. Su atenuación no es tan alta como la de las Orejeras, pero por su comodidad y tamaño sueles ser las adecuadas en algunas situaciones.

Otro de los protectores auditivos, quizá unos de los menos usados, son los EPPA estilo casco, los cuales además de cubrir la oreja, cubren parte importante de la cabeza, logrando disminuir parte de la transmisión ósea del sonido.

ATENUACIÓN.

La atenuación es la cantidad de decibeles o intensidad que se logra reducir del ambiente hacia el oído del individuo. Una atenuación de 30dB nos indicaría que si el sonido ambiente es de 85 dB entonces, con el EPPA el individuo percibiría una intensidad de 55 dB. Sobre los métodos de atenuación y sus métodos de cálculo se han descrito algunos métodos distintos. Para efectos de este escrito únicamente nos ocuparemos de uno en particular.

 

MÉTODO DE CÁLCULO DE ATENUACIÓN EFECTIVA.

Para este cálculo es necesario tener los siguientes datos: niveles sonoros en dBA y en dBC, y los datos del EPPA en las frecuencias medias, graves y agudas. Se toman los datos de ambas ponderaciones y se calcula la diferencia entre ambas en el orden dBC – dBA, si el resultado es menor o igual a 2 se utiliza la siguiente fórmula:

donde M es el valor del protector para frecuencias medias, H el valor para frecuencias altas; dBC el valor obtenido en la medición con ponderación C y dBA las medidas con atenuación A.

En caso que la diferencia sea mayor a 2, en la resta H – M se insertarán los datos M – L sustituyendo los primeros, es decir que la fórmula quedará de la siguiente forma:

entendiendo el valor de L como el dato de atenuación del EPPA en frecuencias bajas.

Con estos datos se podrá determinar si el Equipo Personal de Protección Auditiva es el apropiado para las labores en determinada zona, partiendo del criterio de protección-sobre protección o subprotección:

Se concluye por lo tanto que los protectores apropiados serán aquelos que, si bien logran atenuar el ruido, aún así permiten una comunicación relativa entre los individuos que se encuentran en una determinada zona de riesgo auditivo.

 

marzo 27, 2011 Publicado por | Acústica, Audicion, Audiología Ocupacional | 1 Comentario

Sobre la educación y los trastornos auditivos

En el proceso de adquisición de conocimientos, de aprendizaje, el principal medio por el que recibimos la información es la vía auditiva. Muchos problemas identificados como déficit de atención u otros problemas de conducta, son en realidad, problemas sensitivos bastante ocultos.

El proceso comunicativo por vía auditiva es tan complejo que está estratificado, pero al presentarse una hipoacusia, aunque esta sea leve, la recepción de la información y por lo tanto, el aprendizaje, se verán alterados ya que no importa si la deficiente percepción altera el más “simple” de estos estratos, toda la cadena de procesamiento se verá afectada.

Los dos problemas auditivos que podrían pasarse por alto como tales en la escuela y por lo tanto, privar al niño del tratamiento apropiado, son las hipoacusias leves, pues las de grado moderado y severas presentan signos en la conducta del niño que las hace más evidentes; y los trastornos de procesamiento auditivos, siendo estos últimos los de más difícil detección, pues aunque el niño puede percibir los sonidos de baja intensidad, es decir que puede escuchar pero la discriminación se ve alterada.

 

noviembre 16, 2010 Publicado por | Audicion, Educación, Lenguaje | 16 comentarios

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.